¿EN QUÉ TE PUEDEN AYUDAR LOS TRATAMIENTOS DE EMBARAZO?

Si has llegado aquí es porque estás embarazada, así que lo primero que quiero decirte es...

¡ Felicidades !

Estás a punto de vivir una etapa maravillosa.

 

Tú y tu pareja necesitaréis mucho apoyo e información, por lo que mi consejo principal es que os rodeéis de un equipo de sanitarios en los que confiéis y que en ningún caso te hagan sentir enferma o incapaz.

 

Por eso mismo, la Fisioterapia especializada en Embarazadas tiene mucho que ofrecerte.

 

Tras una valoración de tu postura y tu suelo pélvico, te diseñaré ejercicios específicos para que refuerces tu musculatura, trataremos tus posibles molestias derivadas del embarazo, y si lo deseas, os enseñaré a ti y a tu pareja a realizar el masaje perineal y ejercicios para practicar en casa.

¿EN QUÉ CONSISTEN LAS SESIONES FISIOTERAPIA PARA EMBARAZADAS?

Nuestras visitas son de una hora de duración, individuales y si lo deseas, puedes venir acompañada por tu pareja.

 

Podrías acudir a partir del segundo trimestre si sintieras alguna molestia como lumbalgia, ciática o dolor perineal, pero si todo va con normalidad, solemos comenzar a partir de la semana 30 de embarazo con una sesión de valoración, para que integres un protocolo de ejercicios muy sencillos, que realizarás en casa tanto en esta fase como en el posparto.

¿QUÉ VAMOS A TRABAJAR EN LAS SESIONES?

Aquí tienes un resumen de todo lo que se puede hacer, sin embargo es importante que sepas que quizás no lo precises todo, y en tal caso, te propondré y consensuaremos juntas tus sesiones, ya que cada mujer tiene sus necesidades físicas y emocionales.

En torno a la semana 30 haremos una revisión que suele constar de:

  • Una valoración de tu postura, respiración y tu suelo pélvico.
  • Pauta de ejercicios específicos según los resultados de dicha valoración.
  • Tratamiento de molestias derivadas del embarazo, como dolor lumbar o dorsal, calambres, dolor pélvico, etc. En caso de necesitar una sesión específica para patología dolorosa, no es necesario esperar al último trimestre, sino que debes acudir a tu fisioterapeuta en cuanto comiencen los síntomas o incluso antes si sabes que tienes alguna predisposición a este tipo de trastornos. Normalmente este tratamiento lo haremos en otra sesión específica.
  • Tras esta sesión y si no hay ninguna patología o se soluciona rápidamente, nos citamos de nuevo en la semanas 32, 34 y 37 para el trabajo final, que es el mas interesante y divertido.

 

En estas sesiones veremos:
  • SEM 32) Parto en movimiento. Ejercicios y posturas para favorecer el descenso del bebé por la pelvis y ayudarle a nacer.
  •  

  • SEM 34) Masaje perineal y cuidados del suelo pélvico. Además de realizarte el masaje en consulta, te enseñaremos a ti o a tu pareja si lo deseas a practicarlo en casa para mantener los resultados. Haremos un trabajo manual de musculatura, ligamentos y tejidos blandos. Enseñaré a tu pareja maniobras suaves de movilización y estiramientos que os serán muy útiles para el momento de la dilatación. También hablaremos del posparto: como durante la cuarentena no nos vamos a ver, te propondré ejercicios y consejos para esta etapa donde el descanso y los cuidados deben ser prioritarios.
  •  

  • SEM 37) Ensayar pujos y respiraciones y trabajo con EPI-NO: ¡esta es mi sesión favorita! Haremos un simulacro de parto en condiciones de suma tranquilidad y respeto, donde podrás comprobar por ti misma qué posiciones existen, cuales te apetecen, cómo respiras mejor… ¡Para que tú decidas libremente cuando llegue el momento! Además con el EPI-NO imitaremos la cabeza del bebé y podremos hacer un simulacro de expulsivo forma segura.

El masaje perineal que me dicen que tengo que hacerme en casa me duele, ¿es normal?, Los “kegels” que me ha explicado la matrona en clase ¿los hago bien?, Me duele aquí… ¿es normal?, ¿SABRÉ PARIR? ¿qué voy a sentir?, ¿cómo hay que respirar?…

Estas son algunas de las preguntas por las que nos suelen contactar muy a menudo. Es normal que las tengas y las resolveremos una a una, sin embargo, desde la primera sesión vas a descubrir que están mal planteadas, y lo verdaderamente importante es la siguiente premisa:

 

Toda mujer que sepa conectarse con su cuerpo y escucharse, sabe lo que tiene que hacer.

 

Nosotros solo estamos aquí para guiarte y para que te des cuenta de ello.

 

Deja a un lado los miedos y confía en ti y en tu cuerpo.

 

¡Estás preparada para parir!