La maternidad es un proceso de enorme sensibilidad que debemos respetar para garantizar la buena salud emocional y física de las madres y los bebés.

 

Tanto los profesionales sanitarios como la sociedad en conjunto necesitamos entender que el embarazo, el parto y el posparto son un proceso fisiológico y global de la mujer, inherentes a nuestra condición de mamíferas.

 

Respetar el papel fundamental de las hormonas y la biomécanica del parto y asumir que lo que necesita un bebé nada más nacer es a su madre, reducirá intervencionismos innecesarios y por tanto también, lesiones de suelo pélvico, así como secuelas emocionales posparto evitables.

 

Teniendo en cuenta que el embarazo y el parto son las etapas con mayor riesgo de sufrir disfunciones de suelo pélvico, la atención sanitaria debe prevenir y contener tales riesgos, para acompañar este proceso vital sin mermar la calidad de vida de las mujeres.

 

De la unión de esa necesidad y de mi pasión, nace helloBebé, para devolver el protagonismo a las mujeres, para mantener o recuperar tu calidad de vida si existe una disfución de suelo pélvico, tanto si acabas de tener un bebé, si fuiste madre hace muchos años, como si no tienes hijos, para que asumas el control de tu proceso, a través del autoconocimiento de tu cuerpo, de la importancia de la prevención y de la maternidad consciente.